lunes, 4 de febrero de 2013

ORACIONES IMPERSONALES Y EJERCICIOS

    Si atendemos estrictamente a la forma, no existen las oraciones impersonales: toda forma verbal personal implica un sujeto gramatical expresado en los morfemas de persona y número. En este sentido, ni siquiera una oración como  “Llueve” sería impersonal, puesto que marca como sujeto la primera persona del singular. Lo que sí es cierto es que este verbo y otros similares se emplean normalmente en CONSTRUCCIONES QUE NO ADMITEN  SUJETO LÉXICO y cuyo núcleo verbal aparece, por tanto, siempre en tercera persona del singular.



IMPERSONALES DE FENÓMENOS NATURALES
  Se construyen con verbos que designan fenómenos de la naturaleza, relacionados con alguna noción meteorológica: llover, tronar, nevar, amanecer, lloviznar, relampaguear, granizar…
IMPERSONALES EXISTENCIALES
  Ciertos verbos con variación gramatical no permiten en determinados usos la alteración de persona y número. Son los verbos haber, hacer, ser, bastar, sobrar, etc. en oraciones como: No hay entradas. Hace calor. Es tarde. Basta con la mitad. Sobra con un minuto. Los sintagmas que complementan a haber y hacer en estos casos son CD, tal como se comprueba al pronominalizarlos: No las hay. Lo hace.
   Ser en construcción impersonal no admite sujeto léxico y lleva un atributo que designa nociones temporales o meteorológicas: ¿Es tarde? Sí, lo es.
IMPERSONALES REFLEJAS
Pueden construirse con cualquier verbo, sea  transitivo o intransitivo. La impersonalidad se marca con el pronombre se que acompaña al verbo. Este pronombre no es un complemento del verbo, sino que forma parte del predicado, donde constituye una marca de que la tercera persona del singular del verbo ha de interpretarse genéricamente. Se habla de política en este bar.



A. Clasifica las siguientes oraciones impersonales:

  1. Ayer granizó en el pueblo de nuestros primos
  2. No había ninguna explicación creíble
  3. Hace muchísimo frío en la calle
  4. Es demasiado pronto
  5. En este hotel se trata muy bien a los clientes
  6. Se vive bien en Alicante
  7. Se estudia Derecho y Relaciones Laborales en aquella Facultad

B. Señala cuál es el sujeto de las siguientes oraciones:

1.        A mi abuela le duele frecuentemente la cabeza.
2.        ¿Quién te ha dicho eso?
3.        Se calumnia a la gente con demasiada facilidad.
4.        Constantemente se divulgan noticias falsas.
5.        Hace mucho calor en esta habitación.
6.        Ayer nevó en la sierra.
7.        Carecen de todo lo necesario.
8.        Bastan dos gramos de sal para aderezar la comida.
9.        Es demasiado pronto aún.
10.     Había una buena razón para huir.

C. Señala cuál es el sujeto de las siguientes oraciones:

- Este puente fue construido por los romanos.
- Mi tío Jacinto fue detenido por error.
- Se oyeron golpes fuertes en el almacén de la tienda.
- Había pocos tomates en el frigorífico de tu cocina.
- Se vive muy bien en Alicante.
 

En el libro de texto también hay ejercicios sobre el sujeto que podéis hacer:

pág. 100 - 1,2,3

No hay comentarios:

Publicar un comentario